Al Oído del presidente Petro: Suroeste, bajo fuego contra la población

AGC en El Chocó, imagen tomada del video del Pacifista.
Compartir:

Antioquia, Colombia, 1 octubre de 2022.- Luego de que el Alto Comisionado para la Paz, Danilo Rueda, anunciara que diez grupos armados ilegales habrían manifestado su voluntad de sumarse al cese al fuego multilateral, quedan inquietudes sobre la incesante ofensiva paramilitar urbana y rural contra los habitantes de los municipios de Ciudad Bolívar, Salgar, Betania, Hispania, Andes y Jardín, en el Suroeste antioqueño.

Con fecha del 28 de agosto de 2020, la Defensoría del Pueblo sacó la alerta temprana 044-20 que informa sobre el alto peligro y altísimo escenario del riesgo local de los municipios donde el control absoluto a nivel urbano y rural es de los grupos armados ilegales.

Mapa Defensoría del Pueblo

Los grupos armados de las AGC, Línea Minoritaria de La Oficina, La Terraza, San Pablo, Limonar 1, La Cabaña, Los Pelipintados, Salto y Sangre Negra hostigan permanentemente a los habitantes de estos municipios.

Cabe recordar que el Suroeste también hace presencia la Línea Mayoritaria de la Oficina del Valle de Aburrá.

El poder paramilitar es tal, que parece han sometido a las autoridades locales para que guarden silencio o posiblemente permitan con toda libertad los constantes hostigamientos y violaciones a los derechos humanos. El miedo es total y pocas personas se atreven a denunciar los delitos de estos “sucesores del paramilitarismo” y sus reconocidos subjefes y jefes.

En esta zona, los grupos armados aprovechan corredores estratégicos hacia el departamento del Chocó y el océano Pacífico, controlan el tráfico de sustancias ilícitas, es probable que hayan instalado laboratorios para el procesamiento de cocaína, roban ganado, extorsionan, reclutan niños por la fuerza, se lucran de la trata de personas y la minería ilegal y el tráfico de maderas, cometen homicidios, amenazan, desplazan forzadamente a la población, cometen violencias sexuales contra las mujeres y desaparecen a algunas víctimas para imponerse y generar miedo entre los habitantes.

Los antiguos corredores de Betania, Hispania y Salgar siguen siendo los que comunican a los municipios del Suroeste por medio de caminos comunitarios y vías terciarias.

Estas características zonales alimentan varias estrategias logísticas para el transporte y acopio de narcóticos procedentes del Valle de Aburrá o del sur del país para para la distribución interna o su transporte hacia el departamento del Chocó para luego ser exportada.

Parte de la droga queda para ser distribuida a partir de una amplia oferta de plazas de vicio para su expendio, ubicadas en zonas rurales y urbanas. La población juvenil es la más afectada.

En estos municipios han ocurrido 53 homicidios este año. Ciudad Bolívar (14), Salgar (17), Betania (2), Hispania (2), Andes (15) y Jardín (3). La práctica de las amenazas son una constante contra los habitantes, en Ciudad Bolívar (6), Salgar (4), Betania (13), Hispania (1), Andes (25), Jardín (4) cuentan parte del drama que viven todos las poblaciones de esta subregión de Antioquia, ahora solo pueden guardar silencio.

El miedo reina en estos municipios y las víctimas de la extorsión por parte de los grupos armados han optado por no denunciar los hechos de los que son víctimas, por ejemplo, solo se conocen 17 casos en  Ciudad Bolívar (3), Salgar (2), Betania (1), Hispania (1), Andes (6) y Jardín (2), algunas personas denuncian que son millonarias las sumas que exigen estos delincuentes. Todos tienen que pagar vacunas.

Asimismo, 46 casos de violencia sexual contra mujeres menores de edad y adultas muestran el riesgo que es ser mujer en estos municipios. Según algunos testimonios, la mayoría de los casos son cometidos por integrantes de estos grupos armados.

Muchas mujeres deciden no denunciar por temor a los ilegales y porque desconfían de las autoridades que han demostrado apostarle a la impunidad. En Ciudad Bolívar han ocurrido 6 casos, 10 en Salgar, 14 en Betania), 2 en Hispania, 10 en Andes y 4 en Jardín.

Son municipios muy pequeños, pero con unas dinámicas de violencia muy complejas y de gran impacto.

Actos violentos como las desapariciones pasan desapercibidas. En registros oficiales van 7 vasos de personas desaparecidas durante este 2022, dos de ellas en Andes, dos en Jardín y de a un solo caso en Salgar, Betania y Hispania.

Estamos ante un caso de poder territorial ilegal que el establecimiento quiere ocultar para no afectar sus estadísticas y sí favorecer los indicadores de alcaldías municipales. Mientras eso pasa, la población vive el flagelo violento de las armas.

Durante el año 2021 dos hechos marcaron a estos municipios. El regreso de las masacres: Andes (2), Betania (2) y Ciudad Bolívar (1), ), estos hechos tienen encendidas las alarmas entre la población victima que aún no se repone de las masacres de 1988 en la vereda Buenos Aires, El Bosque (1996), El Líbano (2000) y el corregimiento Tapartó (2000), del municipio de Andes.

Tampoco las ocurridas en 2001 y 2002 en Jardín; Hacienda Montebello (1997) y vereda Los Andes-Caserio El Chispero (1997) de Salgar; veredas Bellavista y El Pedral (1998), veredas El Tablazo y Miranda (1998), veredas Miranda y Las Picas (1998) de Betania.

El 3 de julio del 2022, una nueva masacre se presentó. Tres personas fueron asesinadas en la vereda Los Andes, en Salgar, Antioquia

Los líderes sociales también han sido víctimas en esta zona y tienen suficiente razones para guardar silencio.

El viernes 24 de diciembre de 2021, en el municipio de Andes fue asesinado el presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda San Perucho, Gustavo de Jesús Orozco Ramírez. Hombres armados le dispararon en varias oportunidades mientras se celebraba la novena de aguinaldos del corregimiento Chaparrala.

La población sabe de las consecuencias de denunciar cualquier hecho, todas las paredes institucionales podrían tener oídos.

Todos conocen de la conexión entre los corredores de interés estratégico de la criminalidad. Por eso, los grupos armados imponen control social a las buenas o a las malas.

Cada día, los municipios de Ciudad Bolívar, Salgar, Betania, Hispania, Andes y Jardín están en alto riesgo por causa de los grupos armados ilegales que no se están sumando al pacto por el cese al fuego multilateral propuesto por el Gobierno de Gustavo Petro Urrego.

Las acciones violentas que siguen ejecutando muchos de los grupos armados ilegales que mencionamos en este artículo nos llevan a pensar que no les interesaría participar en una negociación de paz, su expresión no es seria, su voluntad es de guerra y pareciera que quieren jugar con la propuesta de Paz Total que viene impulsando el presidente Gustavo Petro, la cual beneficiaría sin discusión alguna a todo el país.

Los grupos armados ilegales están llamados a mostrar, si así lo quieren, por supuesto, su anhelo de paz y no demostrar, como lo están haciendo, un presunto interés que no es más que un sofisma de distracción para continuar con las violaciones a los derechos humanos y hacer lo único que hasta el momento han hecho: controlar los territorios para fortalecer sus rentas criminales a través del control armado.

A.U.

ALERTA TEMPRANA N° 044-20
Fecha: 28 de agosto de 2020

ALERTA TEMPRANA N° 044-20 by Análisis Urbano Medellín on Scribd

Compartir:
Total
34
Shares