Alcalde electo de Suárez, Cauca, teme salir de su casa por amenazas de disidencias de Farc

Compartir:

A escasos cinco días de los comicios del pasado domingo, a Ronal Villegas, candidato a la Alcaldía de Suárez por el Partido Colombia Renaciente, le llegó un panfleto firmado por la columna disidente de las Farc Jaime Martínez: le decían que oficialmente era declarado objetivo militar.

Villegas había tomado días antes las banderas políticas de la asesinada aspirante a ese cargo Karina García y prometió públicamente que, de llegar a ser alcalde, trabajaría para desarrollar las principales propuestas de la joven política.

Al parecer, a esa estructura criminal al mando de Jhoany Noscú, alias Mayimbú, le causó molestia este anuncio y la disposición de Villegas.

Ellos creían haber enterrado cualquier aspiración de Karina en Suárez con la masacre perpetrada el pasado 1 de septiembre en el corregimiento La Betulia. Pero no fue así.

Ronal Villegas reunió a los allegados de Karina y prometió trabajar en su nombre; simbólicamente recibió el aval de las fuerzas del Partido Liberal en ese municipio del norte del Cauca y bajo esa premisa salió electo alcalde con una votación de 3304 votos, tras el preconteo del 100 % de las mesas electorales.

Su principal contendor, César Lizardo Cerón, de la Coalición Estamos Unidos por Suárez, obtuvo 3116 votos.

“Yo aún estoy asustado. Gracias a Dios ganamos, pero estoy muy asustado y temo por mi vida tras las recientes amenazas de la guerrilla (…) Yo viví la masacre de la doctora Karina y ese tipo de cosas le dan mucho miedo a uno, pero da la mano de Dios se obtuvo el triunfo, aunque estoy escondido en mi casa, porque no tengo la tranquilidad y no sé hasta qué punto esas amenazas puedan materializarse”, le contó Villegas ayer a El País.

Dice que lo más preocupante no es el panfleto, sino las razones enviadas desde la zona rural de Suárez, que hace parte del llamado ‘Corredor Estratégico’ hoy ocupado por la Jaime Martínez para transportar alucinógenos desde Corinto y Caloto hasta el Pacífico caucano.

También “me han mandado mensajes con algunos amigos que tengo en la zona rural y me dicen que me cuide. Los comentarios de los disidentes era que yo no llegaba al 27 de octubre, que tenían que matarme antes de ese día. Ya llegamos a ese día y no sé qué represalias se puedan generar con el triunfo mío”, complementa Villegas.

El electo Alcalde de Suárez es minero y agricultor nacido en el corregimiento de Mindalá, zona rural de ese municipio, y toda su vida la dedicó a la compra y venta de oro. En esa actividad conoció a Karina García.

“Nosotros iniciamos un trabajo serio y respetuoso con las comunidades, y ese respeto se fue ganando el cariño de ella. En algún momento hablamos de que si debíamos hacer alianza, nuestros planes de gobierno eran muy parecidos”, comenta Ronal.

Ese trabajo por las comunidades mineras se convirtió en la primera ‘piedra en el zapato’ para Karina. Uno de sus contradictorios difundió la falsa noticia de que ella traería a grandes multinacionales para que explotaran ese recurso natural del río Cauca, que por esa zona pasa cristalino.

Como no se logró el objetivo de ahuyentar al electorado, esa misma colectividad política -según la Fundación Paz y Reconciliación- habría pagado $50 millones a ‘Mayimbú’ para que perpetrara la masacre del 1 de septiembre, donde además de Karina fallecieron otras cinco personas, entre ellas su mamá, Blanca Otilia Sierra.

Todo ese antecedente, el panfleto y los mensajes intimidatorios desde la clandestinidad llevó a Ronal Villegas a cuestionar su futuro como candidato a la Alcaldía de Suárez.

“Más allá de pensar en retirarme, busqué la protección de Dios, que es el que me ha mantenido firme en el proceso, pero también quise mantenerme para mandarle un mensaje a los violentos de que Suárez debe resurgir como un municipio de paz, tal como lo era años atrás”, afirma.

Y añade que, a pesar de las amenazas y del miedo generado en él y su familia, asumirá el cargo el 1 de enero del 2020 para tratar de desarrollar el plan de gobierno concertado con los allegados de Karina García. “Vamos a empezar a cambiar esta realidad”, dice el nuevo Mandatario.

Tomado de El País de Cali

Compartir:
Total
28
Shares
Previous Post

Comunidad indígena denuncia asesinato de dos líderes en emboscada en Colombia

Next Post

En video | Cayó alias Mono, Monín o Tigre, reemplazo de alias Juancito en la banda Betania de la comuna 13

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: