¡Atención! El Oriente Antioqueño, “paraíso de la criminalidad”

Imagen de Orientese Tv.
Compartir:

Antioquia, Colombia, 21 mayo de 2022.- El Oriente Antioqueño se encuentra viviendo uno de los momentos más críticos en cuestión de la vulneración de los derechos humanos, hay una alerta sobre el copamiento del territorio por grupos paramilitares y el aumento de homicidios, desapariciones y desplazamientos que podrían empeorar en los próximos años.

Oscar Yesid Zapata, defensor de derechos humanos del departamento de Antioquia, menciona que, el país sigue padeciendo el conflicto armado y en especial el departamento de Antioquia, “hemos rastreado alguna información oficial acerca de las dinámicas que están generando los diferentes fenómenos de violencia en los territorios, uno de estos es la fuerte presencia de estructuras paramilitares, el nuevo Clan Isaza, las autodenominadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia, Los Pamplona, El Mesa, estructuras que se han repartido el control territorial para generar todas estas formas de violencia contra la población”.

EN CONTEXTO

De acuerdo con el informe, Nuevas Órdenes, Viejas Disputas, entre 2018 y 2021 los municipios con más homicidios fueron Rionegro (72 casos), Carmen de Viboral (62), Sonsón (51), Guarne (43), Marinilla (39) y El Peñol (34). El año pasado, por ejemplo, los municipios con más homicidios fueron Sonsón (27), Rionegro (19) y San Luis (14).

“El fenómeno que viene en aumento, es el fenómeno de los homicidios, en especial en municipio de Rionegro, Sonsón, El Carmen de Viboral, donde se evidencian tensiones territoriales, para el caso de Rionegro entre Los Mesa y los Pamplona, que están demostrando una vulneración del derecho a la vida de la población, una situación de seguridad que no les es favorable para la comunidad” afirma Zapata.

Las Autodefensas Gaitanistas de Colombia o Clan del Golfo, con una presencia importante de zona de Bosques, Embalses y un poco también hacia la Zona del Magdalena Medio, ha tenido una presión importante sobre los líderes sociales, por otro lado, hay presencia de la Oficina de Envigado, esta tiene desde sus orígenes una forma particular de trabajar, y es una especie de confederación de grupos armados, con presencia fuerte en los municipios del Altiplano.

Por otra parte, “la comercialización de estupefacientes a la escala que se está realizando, hoy se podría llamar ya narcotráfico, toda vez que se han apostado a los diferentes territorios el comercio de sustancia de uso ilícito, pero entender que solamente se trate de narcotráfico, es entenderlo de manera muy pobre, porque estos grupos también están interesados en ejercer el control territorial, el control económico, político e incluso el reclutamiento de niños, niñas y adolescentes”, argumenta Zapata.

LEER

Actualmente, “hay un sistema que se viene apoderando de los territorios, es preocupante escuchar testimonios de la población acerca de cómo se están obligando a los campesinos a la resiembra de sustancias ilícitas, a la instalación de laboratorios de uso ilícito y también entender, como la debilidad del Estado, no ha logrado mitigar y controlar, subrayó Zapata.

De igual forma, Zapata señaló que, “los gobiernos locales no pueden seguir negando esa presencia y tienen que ajustar sus planes de gobierno a este tipo de fenómenos. Hacemos un llamado y una alerta, si no se toman medidas urgentes, el Oriente Antioqueño volverá a padecer fenómenos de violencia que vivió anteriormente”

Por su parte, Fernado Quijano, analista de conflicto urbano manifestó que, “la subregión del Oriente Antioqueño, viene en un proceso de desestabilización, viene sufriendo los embates de la violencia y la criminalidad, varias presencias de varias estructuras delincuenciales. Este proceso de desestabilización ha llevado a que se presenten enfrentamientos, desapariciones forzadas, trafico de drogas, entre otros fenómenos”.

“El oriente Antioqueño es el paraíso del crimen urbano rural y del crimen transnacional, la institucionalidad poco o nada están haciendo, más allá de anuncios mediáticos de capturas, no se están viendo acciones decisivas que ayuden al desmantelamiento de estas estructuras delincuenciales. En el Oriente Antioqueño la criminalidad cada día goza de mejor salud, cada día se fortalece y se expande, hay una institucionalidad que cada día se está arrinconando más” puntualizó Quijano.

ARTÍCULO DE ORIENTESE TV

Compartir:
Total
20
Shares