¿Qué está pasando en el sector El Ocho de Cocorná y dónde están las autoridades?

Cocorná, Antioquia. De camilogaleano.com – Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=105378543
Compartir:

Antioquia, Colombia, 16 mayo de 2022.- Testimonios de fuentes consultadas por la Corporación para la Paz y el Desarrollo Social Corpades, la Agencia de Prensa Análisis Urbano y algunos habitantes del sector El Ocho, a pocos kilómetros de la vereda La Piñuela en el municipio de Cocorná, coinciden en afirmar que desde hace años la ilegalidad se ha tomado esta zona con la posible complicidad de algunas autoridades, situación que no aguantan más.

EN CONTEXTO

Este rincón paradisíaco de gran importancia turística, ubicado sobre la altura de la autopista Medellín – Bogotá es, desde hace varios años, el sitio predilecto para el narcomenudeo, la trata de personas y, mucho más grave, la trata de niñas y niños, algunos de estos sometidos a fuertes violaciones que quedan impunes en una zona controlada por un poder extrañamente oculto para las autoridades de la zona.

Denunciar es imposible, por lo menos si lo que se quiere es seguir con vida. No hay suficiente confianza en los entes de investigación, ni en la Policía ni en el Ejército Nacional, ni en la administración, posiblemente se deba a una desconfianza por una impunidad que se mantiene de vieja data, pero también a un negacionismo institucional que atormenta a quienes viven el día a día de esa infamia.

Gabriel Julián*, a quien por seguridad ocultaremos su verdadero nombre, describe con suficiente precisión el comportamiento de algunos hacendados, integrantes de grupos armados y algunos turistas que visitan con frecuencia estos lugares. Allí, a cielo abierto, opera todo un complejo criminal del que es imposible no tengan conocimiento la Policía y otras autoridades locales.

En el 2021 se cometieron 6 muertes violentas, que arrojaron una tasa de 40 casos por cada cien mil habitantes. Según cifras oficiales se registraron 21 declaraciones por desplazamiento forzado. En el 2022 ha ocurrido 1 homicidio. Otras cifras de violencia podrían estar siendo ocultadas por las autoridades.

Luego de la muerte en 2016 de Carlos Noé Cuervo Daza, más conocido con el alias de “Patilla”, el ajedrez del poder en esta zona del Oriente antioqueño se reacomodó, abriéndose paso a una redistribución de las capacidades en el territorio.

LE PUEDE INTERESAR

En el municipio de Cocorná, el poder paramafioso del Clan Isaza, las Autodefensas Gaitanistas de Colombia AGC y El Mesa ha sido repartido de forma clara y total. El control realizado por éstos viene en buena parte influenciado desde el municipio de Puerto Triunfo, Norte del Valle de Aburrá y se expande al resto del Oriente de Antioquia.

Una prueba de ello fue la acción territorial realizada por las AGC en octubre del 2020. En medio de un paro armado nacional las AGC decidieron pintar varias fachadas en diferentes corredores ubicados alrededor de la autopista Medellín-Bogotá y algunos municipios del Oriente de Antioquia. Esta demostración de poder, fue replicada en otras zonas del país y bastó para que a nivel nacional se entendiera el alcance territorial de una de la estructura paramafiosa más grande.

Durante el reciente paro armado de principios de este mes de mayo de 2022 y por la eventual extradición de alias “Otoniel”, en varias subregiones del departamento de Antioquia se evidenciaron acciones armadas y otras de orden de demostración de dominio jurisdiccional. En municipios del Oriente estas demostraciones también estuvieron al orden del día. En algunos municipios el comercio y transporte dejaron de prestar servicio dada la orden de las AGC.

En testimonios queda consignado que el poder criminal es coordinado por un experto paramilitar de las anteriores Autodefensas Unidas de Colombia que conoce el funcionamiento de las economías ilegales y que además, sabe de la necesidad de acallar a algunos funcionarios públicos incluyéndolos en nóminas paralelas para que guarden silencio, omitan información y acciones, nieguen los factores de violencia y sean permisivos con la mafia. No se puede olvidar de los antiguos corredores estratégicos fundamentales para el transporte de alcaloides, armas y tropas.

El sector El Ocho y la Piñuela, podrían ser casi unas repúblicas, figura que se reproduce cada vez que se demuestra el avance de la supremacía paraestatal. Esto, basados en los testimonios registrados por ahora, que muestran una forma de autoridad del crimen, que se nutre de fuentes de economía legal e ilegal y en donde la peor parte la llevan los niños y las niñas que son sometidos a los peores maltratos.

TAMBIÉN PUEDE LEER

A esta preocupación se le suman varias otras imposiciones de los armados ilegales que acaban con la vida y la tranquilidad de estas comunidades. Es de total conocimiento para las autoridades el incremento y resiembra de hoja de coca en zonas rurales y la instalación de laboratorios clandestinos para el procesamiento de pasta de coca. Según testimonio, algunos campesinos son presionados por estos actores para que siembren la hoja, otros son inducidos dadas las condiciones económicas y la falta de oportunidades para sembrar cultivos de pancoger.

Lo que los testimonios advierten es que la situación en el municipio de Cocorná es muy grave y parece que puede complicarse. Siendo una zona que posa de ser tranquila, con bellos paisajes y una capacidad turística importante para la región, se podría estará quedando en manos de poderes mafiosos que cometen a todas anchas crímenes contra la población que pasan invisibles.

Las preguntas claras son: ¿Que está pasando en El Ocho de Cocorná y dónde están las autoridades?

TEMA RELACIONADO

Compartir:
Total
22
Shares