Ciudadanos de nacionalidad turca, española, francesa, holandesa e israelí fueron víctimas en Medellín de las Monas, una organización criminal de la que hacen parte alias la Chiqui, de 22 años, y alias la Flaca, de 23 años, quienes fueron capturadas en Neiva, Huila, cuando tenían planeado escapar a Europa.

Su accionar criminal lo desarrollaban en las principales zonas rosas de los barrios El Poblado, Laureles y en municipios como Envigado. Estas mujeres contactaban a sus víctimas por redes sociales, luego programaban citas, bailaban, consumían licor y las llevaban a hoteles, donde les robaban sus pertenencias. También lo hacían directamente en bares.

Este próximo domingo 7 de abril tenían planeado salir del país, pero gracias a la Sijín de la Policía, fueron capturadas en el barrio Falla Bernal, de Neiva. “Las conocen como las Monas o Dulces Sueños y su zona preferida para cometer ilícitos era el Parque Lleras.

Se ganaban la confianza de hombres preferiblemente extranjeros. Posteriormente les suministraban sustancias prohibidas como la escopolamina, colocándolos en estado de indefensión, para hurtarles sus pertenencias, teniendo como sitios preferidos y de injerencia algunos hoteles y zonas residenciales del barrio El Poblado, de Medellín”, señaló el general Eliécer Camacho, comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá.