El propio comandante de la Policía Metropolitana, general Eliécer Camacho, expresó dicha preocupación, pues cada vez se decomisan más armas de este tipo.

Según el oficial, este año se han incautado 392 armas de fuego en Medellín y su área metropolitana, muchas de ellas subametralladoras y fusiles con silenciadores.

“Esta es la evidencia de la intensidad de la confrontación en el Valle de Aburrá, especialmente en Medellín y Bello”, anotó el Comandante de la Policía Metropolitana.

Recordamos que en los últimos días en el sector La Capilla de Belén Rincón fue decomisado un lanzagranadas M-79 y esta madrugada fueron incautados un fusil y una pistola automática, luego de un ataque sicarial en Bello.

Definitivamente las bandas del área metropolitana, donde se vive una fuerte confrontación entre las dos líneas de La Oficina, parecen estar cada vez mejor armadas, lo que complica la situación de seguridad.

Medellín está en jaque frente al gigantesco poder de fuego de ‘La Oficina’

Ya hemos denunciado en diferentes oportunidades, las fuertes balaceras, con armas de largo alcance, que se presentan en zonas de Medellín como la Comuna 13 y el corregimiento Altavista, además del municipio de Bello.