Diego Alexander Arango Tejada, alias Diego Pájaro, de 26 años, presunto jefe de la estructura criminal Los Pájaros, que delinque en la parte alta de Belén, comuna 16, en límites con el corregimiento Altavista, y que en los últimos meses entabló una alianza perversa con sus antiguos enemigos Los Chivos, fue capturado por la Dijín, la Sipol y el Gaula de la Policía, en coordinación con la Fiscalía y el apoyo de la Alcaldía de Medellín.

Alias Diego Pájaro, capturado este viernes 1 de junio en un inmueble del barrio Santander, de la comuna 5, Castilla, en desarrollo de la operación Saturno, recibió el mando en la banda Los Pájaros como legado por parte de sus hermanos alias Juancho Pájaro, alias Pepito Pájaro y alias Hugo Pájaro.

Este último, de nombre Hugo Armando Arango Tejada, fue detenido el 24 de octubre de 2017 en el municipio de San Carlos, gracias a que las autoridades siguieron a su novia, quien fue a hacerle la visita. Alias Hugo se hizo pasar por muerto y pidió a sus familiares que en redes sociales anunciaran su sepelio, mientras se escondía en San Carlos, debido a que sus antiguos socios de la odín Robledo, al mando de alias Carlos Pesebre, le declararon la guerra. Fue esta circunstancia la que propició que Pájaros y Chivos terminaran unidos y enfrentados a la banda Mano de Dios, anexa a las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, AGC.

Capturado Hugo Pájaro, quien está recluido en la cárcel de Itagüí, el mando lo asumió Diego. Ahora, se dice en el bajo mundo, que el trono quedará aparentemente en manos de Juancho Tanque al lado de Fofo, Lero, Diego Piquiña, Viviana, al igual que El Negro o Jorge y Tanny en Sucre, ellos como coordinadores por zona, sin embargo fuentes consultadas por la Agencia de Prensa Análisis Urbano afirman que quienes estarían detrás del poder de los Pájaros sería Pipe Pájaro y La Chava.

El poder criminal de los Pájaros abarca los sectores Cantarrana, Montenegro, Buena Vista, Sucre, Los Alpinos, Las Brisas, Loma de los Choledos, Loma de las Brujas y Los tanques, en los que realizan cobros extorsivos al comercio, ladrilleras, a los transportadores de alimentos, volqueteros, “colectiveros” y a las zonas residenciales y urbanizaciones, con exigencias que oscilan entre los 30 y los 200 mil pesos semanales.

Temas relacionados 

Criminalidad aumenta “impuestos” e impone más condiciones en Belén y el corregimiento Altavista

Cae Hugo Pájaro y se renueva la cúpula de Los Pájaros Rebeldes