Exclusivo: Hablan Los Triana, poder militar en Medellín y Bello

4515
Compartir Noticia

«No somos de la Oficina de Envigado, nunca lo hemos sido, somos Los Triana»

La Agencia de Prensa Análisis Urbano, Revista Proceso -de México-, y el periódico El Tiempo obtuvimos en EXCLUSIVA la posibilidad histórica de entrevistar a una de las bandas más legendarias del crimen organizado, una estructura poderosa e independiente del Valle de Aburrá. Los Triana -óigase bien-, en sus 38 años de fundación no habían dado una entrevista. Esta es la primera vez que lo hacen.

La banda Los Triana opera desde hace 38 años –esos son los cálculos que hacen sus cabecillas- en la comuna 2-Santa Cruz, al nororiente de la ciudad, y ha extendido sus tentáculos hacia la comuna 1-Popular y el corregimiento de San Antonio de Prado, barrios Zamora y La Gabriela –en Bello- y el municipio de Itagüí.

El poder de Los Triana en su nicho, comuna 2, Santa Cruz, es hegemónico. Nadie se atreve a enfrentarlos. Allí manejan las plazas de vicio, el pagadiario, la seguridad por la que obtienen también ingresos. Dos de sus negocios importantes –según voceros- es el microtráfico y los servicios de protección. En sus calles no hay homicidios y se les tiene prohibido robar, tanto a sus hombres como a quienes viven en sus dominios.

Carlos Mario Triana Vásquez, alias Mario Chiquito, primo de Elkin Triana, heredó el poder de la banda. Fue capturado el pasado mes de abril mientras se movilizaba en un taxi en el barrio Boston, centro de la ciudad.

¿Cuántos hombres integran la banda Los Triana? ¿A quién obedecen? En la entrevista exclusiva a la que tuvo acceso Análisis Urbano hablan de 2000 hombres: 600 del ala militar y 1400, entre coordinadores de zonas, informantes, campaneros y base. Se declaran independientes de la Oficina del Valle de Aburrá –antes de Envigado- y niegan patrocinar y participar en guerras ajenas, además de que no participan en el negocio del tráfico de drogas a Estados Unidos, Europa y Asia.

Esta es la introducción sobre quiénes son Los Triana, históricos desde los inicios de la guerra del narcotráfico, quienes han sobrevivido a la persecución de la justicia desde las laderas de la ciudad. Su destino, según se percibe, seguirá siendo los negocios y evitar las guerras urbanas.

 

Esperen próximamente la historia completa de Los Triana: Poder de fuego de una empresa criminal en el Valle de Aburrá.

 

Compartir Noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here