No va más la Unión Chivos-Pájaros en la comuna 16

2122
Compartir Noticia

El 22 de julio de 2018, la Agencia de Prensa Análisis Urbano escribió el artículo «Cumbre criminal pactó nueva tregua en comuna 16 y corregimiento de Altavista», anunciando que en el sector Playa Alta, barrio Nuevo Amanecer, conocido también como La Mano de Dios, ubicado en el corregimiento de Altavista, ese miércoles 11 de julio se había realizado una cumbre criminal en la que participaron representantes de la alianza conocida como Unión Chivos-Pájaros. Al encuentro asistieron personajes de Belén San Bernardo y las bandas La Mano de Dios, asentada en el barrio Nuevo Amanecer; Los Paracos, de Altavista —ambas auspiciadas al parecer por las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) o Clan del Golfo—. La reunión buscaba pactar el cese de la guerra en la comuna y el corregimiento.

El pacto, además del cese de la confrontación que produjo varios muertos y de un alto número de desplazados intraurbanos, amenazados y desaparecidos, dejó claras las condiciones de control territorial y las rentas criminales. Sin embargo, es necesario recordar cómo se gestó la llamada Unión Chivos-Pájaros para entender su ruptura hace menos de un mes.

Durante más de una década la rivalidad territorial y militar la han tenido Los Chivos y Los Pájaros, estos últimos han operado para Monín —comuna 9—, Los Pesebreros y actualmente estarían con la Alianza del Norte a través de la organización criminal de San Bernardo.

La Unión Chivos-Pájaros se forja inicialmente por la partición interna de Los Pesebreros del barrio Zafra, cuando Los Pájaros se rebelan y asumen una alianza con sus antiguos enemigos Los Chivos y así atacar conjuntamente a sus antiguos jefes.

En ese momento, en la confrontación armada que se desata en la zona de Belén parte alta, los aliados tenían el control de la parte baja del corregimiento de Altavista —sectores La Esperanza, La Perla, parte de la 14 y aledaños—; a esos territorios se debe sumar el sector La Palma, cuartel central de Los Chivos —y por ende de los Pájaros—, desde donde controlaron los sectores Los Choleos, Los Conejos y Cantarrana.

Llega la toma de Belén Zafra por parte de estas organizaciones criminales, la cartografía criminal cambia ostensiblemente, añadiendo a los sectores y los barrios que ya controlaban: Buenavista, Altavista parte alta, Aliadas, La Nubia, La Gloria, Loma de los Bernal y autorizados para estar en un sector de Belén San Bernardo —hasta la 70 con San Juan— en este barrio están situados sus patrocinadores que, a su vez, trabajan para la Alianza Criminal del Norte, quedando por consolidar en ese momento los barrios Los Alpinos, Las Brisas y el sector de Sucre —Belén Zafra—, que todavía pertenecía a Los Pesebreros. El barrio Los Alpes, en la misma comuna, pertenece a Los Chamizos, que controlan parte de las comunas 8, 9 y 10.

Un artículo posterior, publicado el 17 de octubre de 2017, titulado: «La comuna 16 está en manos de la Alianza Criminal del Norte» planteó que la ofensiva para setiembre y parte de octubre continuaba en el 20 % de Belén Zafra que todavía tenían Los Pesebreros. El 12 de octubre, Jorge, conocido como el Negro Brisas o el Negro, toma la decisión de cambiarse de bando y se incorpora a la Alianza Criminal del Norte, dejando en manos de esta Sucre, Las Brisas, parte baja de Los Alpes y llegando hasta la calle 30 A con Vicuña.

El 14 de octubre se veía imparable la Alianza Criminal del Norte, los barrios Las Violetas, Belén Aguas Frías, Belencito Corazón, La Pradera y Las Mercedes quedaron también en sus manos. En definitiva, los Pesebreros fueron expulsados temporalmente de la comuna 16.

Se rompió la Unión Chivos-Pájaros. ¿Retornará la confrontación armada a la comuna 16?

El doble homicidio ocurrido el 4 de enero de 2019 sería el detonante para la partición de los aliados, ya que las tensiones entre ellos venían desde hace un mes.

En Guayabal, comuna 15, fueron asesinados dos familiares muy cercanos a alias Chatán. La noticia fue publicada por Análisis Urbano: «Fiesta terminó en doble homicidio en Guayabal». Las víctimas mortales fueron identificadas como Juan Camilo Alzate Castaño, y Julián Uribe Suaza, ambos de 18 años de edad. Según trascendió, este último era conocido con el alias de Bozo, primo de Sebastián Suaza Ochoa, alias Chatán, líder del combo Los Chivos, que delinque en la parte alta de la comuna 16 y el corregimiento de Altavista. Alias Bozo habría sido capturado por la Policía en la noche del domingo 3 de junio de 2018, sin embargo, al parecer, estaba en libertad y era quien lideraba la banda Los Chivos.

Hace tres días, en horas de la tarde, aproximadamente 4:30 p. m., se sintieron disparos de armas largas (fusilería) en el sector La Virgen del barrio Belén Buenavista, según fuentes consultadas, fueron unos 17 disparos.

En horas de la noche, 8:00 p. m., se sintió una fuerte balacera en los sectores de Los Choleos, Los Conejos y Cantarrana, cuya duración fue de unos cuarenta minutos. Habitantes de la zona consultados afirman: «[…] que en los sectores mencionados se vio la presencia de hombres armados con fusiles y armas cortas, quienes disparaban a la parte alta de Belén». A la pregunta de Análisis Urbano por la presencia policial, la respuesta fue contundente: «La policía se quedó estacionada en la carrera 83 y el sector El Plan de Los Alpinos, a tres minutos de donde se sentían los disparos, además el helicóptero sobrevoló la zona pero la mayoría del tiempo estuvo fue encima del corregimiento de Altavista».

Otras fuentes concluyen que el enfrentamiento armado fue del sector Cantarranas y Los Conejos, donde Los Pájaros disparaban contra los Chivos que estaban apostados en Buenavista parte alta y el sector Los Choleos.

También trascendió que días atrás miembros de Los Chivos se habrían tomado el barrio Belén Buenavista, que por tradición criminal había estado en poder de los Pájaros. La toma no fue violenta, solo le indicaron a los que allí se encontraban de sus antiguos aliados que se retiraran para no matarlos.

La división quedaría así

El Negro Brisas queda en Sucre y las Brisas; Los Pájaros en Belén Zafra, Los Alpinos, Cantarranas, El Tanque; Los Chivos en Los Conejos, Buenavista, La Palma, Nuevo Amanecer, La Esperanza, una parte de La Lágrima y El Guamo parte baja; y alias Cucho estaría en El Consejo, La Lágrima parte alta, sector Casa de Gobierno, La 14, La Piedra, Buga y la Perla.

Desde hace varios años la ONG Corpades y la Agencia de Prensa Análisis Urbano han hecho seguimiento minucioso al conflicto urbano y rural que se desarrolla en el corregimiento de Altavista y en la parte alta de la comuna 16 —al igual que al resto de la comuna—; las alertas se han publicado a tiempo y la mayoría de las veces han sido descalificadas. Así ocurrió el 22 de julio cuando se anunció la cumbre criminal, un  hecho de suma importancia para la ciudad; esto motivó un pronunciamiento del señor alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez: «A esas estructuras criminales lo que hemos hecho es darles duro. ¿Dónde está Chatán? ¿Cuál pacto? Si Chatán está en la cárcel. Lo capturamos, era el jefe de Los Chivos. Y esperen resultados en estos días. Además ahí no hemos cedido terreno. Ahí sigue toda la presencia de la institucionalidad, Policía, Ejército y también toda la presencia social».

Reiteramos que no queremos algo diferente para Altavista y la comuna 16; es claro que la solución deber provenir del trabajo institucional y no por pactos criminales, desafortunadamente debemos anunciar nuevamente que hay un pacto que se rompió, la institucionalidad, principalmente la Policía, pierde terreno en Altavista y comuna 16, los eventos acaecidos recientemente así lo demuestran y podría estar desatándose una nueva confrontación armada. Parece que no se le está poniendo atención a lo que viene pasando.

Esperamos que el trabajo mancomunado de la institucionalidad, que debería ir más allá de cámaras de seguridad y policías ya que debe contener una fuerte inversión social, pare la violencia y la criminalidad. Ojalá no sea que se geste un nuevo pacto criminal apuntalado con dineros y tengamos que salir a decir después de una ola de violencia y criminalidad que se hizo otra cumbre criminal en 2019 y que el crimen urbano-rural vuelve a poner la agenda de guerra y paz en la ciudad.

Compartir Noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here