Desde el lunes 26 de agosto de 2019, la Agencia de Prensa Análisis Urbano alertó a través de la publicación “Nueva confrontación en Belén y Altavista: Las AGC buscan recuperar territorios”, que estaba comenzando una nueva guerra urbana.

El día anterior, domingo en la mañana, aparecieron dos personas asesinadas y con signos de tortura en un sector boscoso de la vereda Aguas Frías del corregimiento de Altavista, suroccidente de Medellín.

Ese doble homicidio demostró que la confrontación llegaba para quedarse en Altavista y la parte alta de la comuna 16, Belén. La violencia y criminalidad se desató con todo su furor, los bandos ya se armaron y reforzaron con personal que envían sus respectivos aliados.

Los Pájaros y los Chivos no van a retroceder, su objetivo: acabar con los enemigos.

Se desató la guerra

Desde el martes 27 de agosto a la fecha muchos hechos violentos se han registrado. De cinco a seis familias tuvieron que abandonar el corregimiento finalizando el mes de agosto; los enfrentamientos armados en San Francisco, La Perla, Manzanares y el sector Cantarrana en la comuna 16, Belén, que divide al barrio Buenavista y Zafra, son la constante.

El lunes 2 de septiembre, una pareja fue atacada a bala. El hombre murió, y aunque la mujer está fuera de peligro, podría quedar con graves secuelas producto del ataque con arma de fuego. Según testigos, son personas de bien, que no se metían con nadie. La mujer era hermana de un señor que conducía un carro que prestaba servicio de colectivo informal y que fue asesinado a finales de julio en el sector Cantarrana.

Luego siguieron los desplazamientos, debido al intento de reclutamiento forzado, esta vez fueron cuatro jóvenes que no quisieron ingresar a la banda.

Viernes 6 de septiembre: la violencia se ensañó con Altavista y la parte alta de Belén

A las 2 de la mañana de ese oscuro viernes fue lanzada una granada contra una vivienda en San Francisco. La familia que habitaba la casa había sido amenazada con antelación. Ellos eran familiares del joven asesinado el domingo 26 de agosto junto a una mujer en Aguas Frías.

Puede leer: Explotó granada y causó daños en casas del corregimiento Altavista, suroccidente de Medellín

Ya en 2017 le habían asesinado otro familiar junto a la casa en el mismo sector. Luego de la explosión se desató el enfrentamiento armado: los Pájaros atacaron desde la Perla, mientras que los Chivos respondieron desde sus trincheras. En la confrontación se sumó un tercero: la fuerza pública, que llegaba a la zona a poner orden.

Tres jóvenes, al parecer miembros de los Chivos, fueron capturados y se les endilgó el ataque con granada, lo que no parece ser cierto, pues el ataque con ese artefacto habría sido obra de los Pájaros.

El día transcurrió bajo la fuerte tensión y el miedo de los habitantes de Altavista y Belén parte alta. A las 4 de la tarde aproximadamente se registró un ataque sicarial. Un joven y una mujer fueron atacados con disparos de arma de fuego; el masculino murió allí, mientras que la fémina fue llevada a urgencias y se encuentra en delicado estado de salud.

Le puede interesar leer: Otra pareja fue atacada a balazos en Altavista, suroccidente de Medellín; un hombre murió

Para finalizar la racha de violencia y criminalidad, en Belén se registraron durante la primera semana de septiembre nuevos desplazamientos forzados. Esta vez fueron seis jóvenes que tampoco se dejaron reclutar forzadamente de la banda que domina al barrio Buenavista.

En la vereda El Manzanillo, de Altavista, también se registró un intento de reclutamiento forzado: la víctima mortal fue un joven de 18 años que no aceptó pertenecer a las bandas armadas del crimen urbano.

También puede leer: En el balcón de una casa de Altavista, corregimiento de Medellín, balearon a Felipe Rojas

Institucionalidad no escucha y minimiza la grave situación en Altavista y Belén

La institucionalidad se hace la de oídos sordos. No escucha, minimiza la grave situación de orden público en el corregimiento Altavista y la parte alta de Belén y además no actúa con una estrategia clara.

Desde el 26 de agosto se alertó que la pretensión concreta de las AGC era retomar el control de Altavista y para esto su meta era acabar o someter a los Chivos que, por su lado, buscan aniquilar a los Pájaros, además de querer ser independientes de la Oficina del Valle de Aburrá y las AGC.

Las autoridades saben que es así. Sin embargo, todavía y a pesar de la presencia militar y policial, la violencia aumenta. Algunas fuentes consultadas informan que el gran error de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá y de la Alcaldía de Medellín es mantener la presencia de personal policial de la estación Belén y de la sub estación Altavista.

¿Por qué? Porque sobre buena parte de ellos pesan muchas dudas por presunta connivencia con organizaciones criminales en las zonas afectadas, lo que origina más temores y no facilita que se genere la confianza ciudadana.

Nuevamente desde Corpades y la Agencia de Prensa Análisis Urbano les reiteramos el llamado a la institucionalidad: es urgente que la inteligencia policial y militar actúen con contundencia. Los drones y el helicóptero pueden servir, pero el trabajo de inteligencia es el que previene y neutraliza el accionar de las organizaciones criminales; aquí hasta el momento se ven las falencias.

Les recordamos que  los puntos estratégicos de donde saldrían los ataques armados de los bandos en contienda son: El Tanque de Zafra, sector Cantarranas, Belén Buenavista, Belén Rincón, sector Juaquinillos -conectados por el morro de las Tres Cruces en comuna 16-, La Perla, Manzanares, La Lágrima, Aguas Frías, Buga, San Francisco, La Esperanza, Mano de Dios y el sector La Palma, en el corregimiento de Altavista.

Y reiteramos la pregunta: ¿Será que estos datos servirán para fortalecer el plan de seguridad en la zona afectada?

Nuevamente la alerta se ha entregado desde las organizaciones sociales y de derechos humanos al igual que lo han hecho destacados líderes, como Julio Rengifo, quien en los medios de comunicación ha denunciado lo que viene ocurriendo y de la urgencia manifiesta para que se desactive el conflicto armado.

#TANoticias l A un ajuste de cuentas interno entre integrantes de la banda delincuencial “Los Chivos” respondería, según…

Posted by Canal Teleantioquia on Saturday, September 7, 2019

Volvió la violencia a Altavista, en la madrugada de este viernes detonaron un explosivo en una vivienda de este corregimiento de Medellín

Volvió la violencia a Altavista, en la madrugada de este viernes detonaron un explosivo en una vivienda de este corregimiento de Medellín

Posted by Nos cogió la noche Cosmovision on Friday, September 6, 2019

Cabe recordar que el balón está en manos de la institucionalidad, es necesario que la estrategia de seguridad se redireccione.

Mientras la voluntad política no exista, seguirá el reclutamiento forzado, el desplazamiento forzado, la extorsión, el pagadiario, el tráfico de drogas, las llamadas fronteras invisibles, la desaparición forzada, el constreñimiento a la ciudadanía del corregimiento y de la parte alta de la comuna y, sobre todo, lo más lamentable, seguirá corriendo sangre. La voluntad política no se muestra ejecutando acciones mediáticas.

Tema relacionado: Habitantes del corregimiento de Altavista ya ni se quejan de la inseguridad y el homicidio