Se desata la guerra entre paramafiosos: banda del Valle de Aburrá y los Pamplona se enfrentan en Rionegro

Foto archivo de Análisis Urbano.
Compartir:

Rionegro, Antioquia, 3 mayo de 2022.- La violencia en los municipios del Oriente de Antioquia es cada vez más silenciada por las autoridades locales. Pese a lo grave, es notorio que las autoridades locales pretendan negar y ocultar las verdaderas causas de una violencia sistemática generada por los grupos paramafiosos que cada vez más se toman el control de cada municipio: un poder tal, que incluso hay lugares vetados para el ingreso de la Policía Nacional.

Las autoridades han optado por desviar la atención sobre posibles móviles, argumentando que sencillamente se trata de personas con antecedentes judiciales, o que se trata de hechos aislados, o disputas por el manejo de las plazas de vicio, que no son otra cosa diferente a una justificación del comandante de la Policía de Antioquia, Daniel Mazo, y del alcalde de Rionegro, Rodrigo Hernández Alzate, de una creciente ola de homicidios en ese municipio.

LEER

Tan solo este domingo 1 de mayo, en horas de la noche y en inmediaciones de los barrios Quebrada Arriba y Alto del Medio, fue ultimado con arma de fuego el joven Juan David Cantillo de 32 años. Según algunos habitantes, en la zona hay instaladas varias cámaras de seguridad en las que podría haber quedado registrado los posibles victimarios de este crimen. Con este caso, ya serían 11 los homicidios ocurridos este año en el municipio de Rionegro, dos de estos casos corresponden a líderes sociales.

Otro hecho que ha generado toda clase de preocupaciones fue la tortura y posterior muerte por asfixia mecánica de dos personas que fueron halladas el pasado viernes envueltas en cobijas en la vereda Ojo de Agua, de Rionegro. Las víctimas fueron identificadas como Alexánder López Londoño, de 26 años de edad, y Julián David Galvis García, de 23 años.

EN CONTEXTO

Para poder realizar este atroz crimen, los victimarios debieron valerse de un sitio especial para torturarlos, posteriormente trasladarlos en un vehículo hasta el sitio en el que fueron arrojados los cuerpos y los hechos también debieron quedar registrados en las cámaras de seguridad en las que se espera las autoridades busquen.

La comunidad no se explica por qué las autoridades aún no han podido esclarecer este crimen si cuentan con la ayuda de las cámaras de seguridad que están apostadas en toda esa vereda.

En el municipio de Rionegro se tiene certeza de la presencia armada de grupos paramafiosos como los Pamplona, el Mesa, los Triana, las AGC, Oficina del Valle Aburrá y otras subestructuras conocidas como “los Haladores de la 50”, “los Chucos”, “los Villanos”, “los Matzuri’, “los Flash Box”, “los Tres Ocho”, “los Topos ll”, “los de La Galería”, “Cervero”, “los Falsos”, “los Haladores del Oriente”, “la Galemba”, “Oficina Oriente”, “los Capuchos”, “los Polacos”, que se han distribuido el control de este municipio bajo modalidad de pactos de no agresión que se mantuvieron hasta hace algunos días.

LE PUEDE INTERESAR

Por diversas fuentes, el Portal de Noticias Análisis Urbano ha logrado conocer, que tras una ruptura del pacto entre los Pamplona y al parecer el Mesa se ha iniciado una disputa armada por el control territorial en la que los homicidios, las desapariciones forzadas seguirán aumentando en Rionegro, no se descarta que otros grupos armados esten participando en la confrontación armada.

Rionegro ofrece conexiones con otros municipios por sus rutas urbanas y rurales para la fabricación, comercialización y hasta la exportación de sustancias de uso ilícito que son una de las fuentes de financiación de las estructuras armadas.

El control social que ejercen estos grupos armados es conocido por las autoridades locales que, por acción u omisión, han restado atención a una de las problemáticas que tienen sumido a este municipio en una grave crisis.

TAMBIÉN PUEDE LEER

Mientras esto ocurre, las autoridades recurren a las versiones y tesis más facilistas con las que pueden inducir a desviar la atención sobre una grave situación que podría prolongarse en este municipio.

Las comunidades aún no salen de su asombro por las declaraciones del comandante de la Policía Antioquia en el que se refiere al doble homicidio ocurrido el domingo 17 de abril de 2022 en el barrio La Inmaculada de Rionegro y en el que fueron asesinados Eder Arley Castañeda Giraldo, de 25 años de edad, y Víctor Alfonso Giraldo Valencia, también de 25 años.

En las declaraciones del oficial da a entender que las dos víctimas de este homicidio son asesinadas por tener antecedentes judiciales y, por supuestamente, ser expendedores de sustancias ilícitas.

Al paso de estas desafortunadas declaraciones la misma comunidad rechazó lo mencionado por la Policía Nacional, ya que, como consta en documento oficial de la JAC del barrio La Inmaculada, este joven de 25 años era integrante de la JAC, coordinaba el Grupo Juvenil, y coordinaba la Gestión de Proyectos.

A manera de alerta, como medio de comunicación dejamos constancia de la grave situación que se presenta en este municipio. Este problema no se soluciona con paliativos. Se requiere una verdadera intención gubernamental por someter al crimen que siga ganando espacios con toda libertad.

¿Por qué hay lugares y barrios en donde la Policía Nacional no puede ingresar?

¿Qué explicación dan las autoridades ante esta ola de violencia?

¿Hay nexos entre algunas autoridades y los grupos paramafiosos?

¿Quiénes son los grupos que lo impiden?

¿Por qué la Alcaldía y la Policía siguen negando esa presencia?

Estas y otras preguntas fundamentales requieren respuestas para que la ciudadanía conozca qué hay detrás de lo que está ocurriendo.

TEMA RELACIONADO

Compartir:
Total
147
Shares