Sigue el asesinato de líderes sociales en Colombia, van 90 en 2022. ¡presidente Gustavo Petro pare esta barbarie!

Familiares y amigos de José Miller Correa, líder indígena asesinado el pasado lunes en Popaýan, fueron registrados este jueves, durante su multitudinario sepelio, en la vereda Damian del municipio de Toribío, en el departamento de Cauca (Colombia). EFE/Ernesto Guzmán
Compartir:

Colombia, 22 junio de 2022. En lo que va del año 2022 se han perpetrado 90 asesinatos de líderes sociales y defensores de derechos humanos en nuestro país. La matanza continúa y ya ni siquiera se presentan públicamente los anuncios mediáticos de parte del Gobierno Nacional, la indolencia es total.

Asesinatos siguen, nadie los quiere parar

Finalizando el mes de mayo y en lo que va de junio se han registrado los homicidios de doce líderes sociales

El 29 de mayo, en Tame – Arauca, fue asesinado Jhon Jerson Camacho Barrera, miembro de la Junta de Acción Comunal (JAC) de la vereda Mesetas, municipio de Tame, también era delegado ante la asociación de Juntas -ASOJUNTAS- para este municipio.

PUEDE LEER

El 2 de junio fue asesinado Harold Vicente Herazo Castaño, de 63 años, era el líder de la vereda (aldea) Tapa Sola y hermano del exaspirante a la Alcaldía de Planeta Rica, Roger Herazo Castaño, quien también fue asesinado en la zona, según indicó Indepaz.

El 6 de junio, en Florida, Valle del Cauca, asesinaron a José Ernesto Cuetia Yajue, un mayor ancestral, médico tradicional y representante de la fundación Sonrisas Vidas sin Fronteras.

El 7 de junio mataron a Jesusita Londoño, “Doña Tuta”, quien había recibido varias amenazas de muerte y fue víctima de atentados y montajes judiciales, estos últimos conocidos como “Falsos positivos judiciales”; el asesinato ocurrió en Cali, Valle del Cauca.

El 8 de junio, en la ciudad de Bogotá, sector Bonanza, localidad de Engativá, fue ultimado Óscar Parada Torres, el ahora occiso se desempeñaba como consejero consultivo y representante de personas bisexuales dentro del Consejo Consultivo LGBTIQA+ de Bogotá.

El 8 de junio, en Tarazá, Antioquia, vereda Doradas Bajas, fue asesinado el líder social Darío de Jesús Madrid López.

LEER

El 9 de junio en Mercaderes, Cauca, mataron a Clara Isabel Samudio Perafán, reconocida lideresa en el corregimiento de San Joaquín en Mercaderes.

El 10 de junio, en Restrepo, Valle del Cauca, asesinaron a Julio Ojeda Jara, reconocido líder sindical, era docente en el municipio de Restrepo, Valle, además fungía como secretario de DDHH de la subdirectiva del Sindicato Único de Trabajadores Educadores del Valle, SUTEV.

El 13 de junio, en Popayán, Cauca, asesinaron a Jesús Antonio Montano Tumiña, Jesús Antonio Montano era un reconocido líder indígena, miembro de la comunidad Misak en el Cauca.

El 19 de junio, en Guapí, Cauca, fue asesinado Roberto Carlos Rivas Hernández, era el presidente de la Junta de Acción Comunal del Barrio San Martín, municipio de Guapí, su trabajo como defensor de derechos humanos era reconocido por la comunidad, además era testigo electoral por el Pacto Histórico.

El 19 de junio, en El Bordo-Patía, Cauca, asesinan a Ersaín de Jesús Ramírez Ospina, destacado defensor de derechos humanos. Además era líder en temas deportivos en El Bordo-Patía. También fue concejal en el mencionado municipio, apoyó la campaña del Pacto Histórico en la contienda electoral.

HAY MÁS PARA LEER

La ola de violencia contra los defensores de derechos humanos no parece tener freno. El Gobierno actual desvía la mirada y no presta atención a los ruegos, al clamor para que se detenga tanta crueldad.

Reclamamos la paz completa ya. Señor presidente Gustavo Petro, asuma pronto su cargo y detenga este salvajismo. Colombia no puede seguir matando a sus líderes sociales, que son la voz de quienes callan los atropellos de los indolentes agentes de la institucionalidad.

Compartir:
Total
12
Shares