Una joven policía en Santander denuncia abusos sexuales de un patrullero al que encubre un coronel

Patrullero Efrén Sánchez . Coronel Iván Santamaría Montoya. Auxiliar Zarith Geraldine Moreno. Imagen de La Nueva Prensa.
Compartir:

El artículo fue publicado por La Nueva Prensa el 25 de noviembre de 2021.

Colombia, 29 noviembre de 2021.- Una joven auxiliar de la Policía Nacional sostiene que es amedrentada en Santander por un coronel que protege a un patrullero que la ha acosado y ultrajado sexualmente.

El coronel es Iván Santamaría Montoya. El patrullero señalado como acosador es Efrén Harrison Sánchez Pedraza y la víctima la joven auxiliar de Policía  Zarith Geraldine Moreno Moreno.

PUEDE LEER

De acuerdo con la denuncia interpuesta por ella, Sánchez Pedraza la ha besado por la fuerza, la ha manoseado sin su consentimiento y obligado a que permanezca a su lado.

La joven auxiliar optó por denunciar al acosador mediante una queja disciplinaria y de manera inmediata comenzó a recibir mensajes intimidatorios del coronel Santamaría Montoya, quien era comandante de la Policía del departamento de Santander, cargo que dejó recientemente para asumir la Dirección de Bienestar Social de la Policía, en Bogotá.

Santamaría Montoya, es señalado de haber usado su poder en la institución para trasladar y tratar de callar a suboficiales y patrulleros que han ayudado a la joven a ponerse a salvo y poder llevar a cabo sus demandas.

Diversas fuentes de la Policía dijeron a La Nueva Prensa que Sánchez Pedraza es, en efecto, reconocido protegido del coronel Santamaría.

LE PUEDE INTERESAR LEER

El acoso a la joven comenzó en 2019, en Charalá. Dijo ella: “Mi subteniente Efrén Sánchez constantemente me ordena que realice tareas dentro de la policía del distrito donde él permanece, situación que aprovecha para insinuarme cosas y acosarme. Cuando no le hago caso se molesta y su actitud cambia conmigo”. Además, le prohíbe a los demás compañeros de la estación, como patrulleros y auxiliares, que me hablen o se acerquen”.

Uno de los episodios de acoso, la joven lo describió así: “Se me acerca por detrás, me toma en sus brazos e intenta besarme en la boca, yo traté de esquivarlo pero logró besarme en la mejilla”.

Los testigos amedrentados por el coronel Santamaría y sus influencias han impedido que transcurran con celeridad y mediante el debido proceso los denuncios de la joven auxiliar, instaurados tanto en lo disciplinario como en lo penal.

TAMBIÉN PUEDE LEER

La denunciante, declaró: “Estoy muy triste, el subteniente tiene influencias en el comando y el área de disciplina se prestó a voltear los hechos y hacerme ver a mí como si fuera una mujer cualquiera que anda buscando hombres. Mis derechos como mujer fueron pisoteados por la Policía”.

En mensaje  al comandante nacional de la policía, dijo: “General Vargas, ayúdeme por favor, me siento mal”.

Compartir:
Total
10
Shares