Una bebé de 17 días de nacida fue raptada este jueves 20 de junio en el municipio de Bello, Antioquia. Una mujer de nacionalidad colombiana se ganó la confianza de sus padres, una pareja venezolana que vende dulces en un semáforo. Cuando estos fueron juntos al baño y le pidieron el favor a la mujer que la cuidara un momento, ella lo que hizo fue emprender la huida con la niña y robársela.

Se trata de una femenina de camisa azul sin mangas, gorra café, de baja estatura, robusta y quien vestía jean oscuro y tenis negros con blanco.

La madre de la niña, de nombre Daniela Bastidas aseguró que la mujer los llevó hasta el centro comercial, los invitó a almorzar y luego allí les ofreció su ayuda económica y comida para sobrellevar la difícil situación que padecen desde que llegaron de Venezuela.

Fue entonces cuando los padres sintieron la necesidad de ir al baño. La secuestradora se quedó con la pequeña Erianny Guadalupe Moreno Bastidas y sin pensarlo dos veces salió rápidamente del centro comercial.

“Cuando ellos salieron ya la mujer no estaba y su hija tampoco. Ubicamos una cámara de seguridad en un centro comercial aledaño, allí se ven las características de la mujer. Alertamos a todas las unidades para darle captura lo más pronto posible” dijo al respecto el coronel Pablo Ruiz, subcomandante de la Policía Metropolitana.

La última vez que vieron a la mujer y a la niña fue antes de subirse a un taxi y partir con rumbo desconocido. Las autoridades ofrecen una recompensa de hasta 10 millones de pesos por información que permita recuperar a la niña y darle detener a la captora.