Este jueves 27 de junio, en horas de la mañana, el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, destacó la reducción de homicidios que se viene presentando en la capital antioqueña. Hasta el miércoles 26 de junio, el número de homicidios en la ciudad en 2019 es de 338 casos, contra 320 de igual periodo de 2018, un aumento del 6 % comparado con el año anterior, pero una reducción del 52 % comparado con el mes pasado, mayo (entre el 1 y el 26 de mayo iban 65 asesinatos, mientras que entre el 1 y el 26 de junio van 31 casos).

La buena nueva sobre esta reducción la entregó el mandatario local en la sede de la Cámara de Comercio del Aburrá Norte, ubicada en la avenida 38 con diagonal 51, al frente de la estación del metro de Niquía, en el municipio de Bello, Antioquia, luego de finalizado el Consejo de Seguridad en el que se anunciaron medidas para reducir la criminalidad en esa localidad del norte del Valle de Aburrá.

A ese Consejo de Seguridad asistieron el presidente Iván Duque, el gobernador de Antioquia Luis Pérez Gutiérrez, la alcaldesa encargada de Bello Viviana Zapata Córdoba, el general Eliécer Camacho, comandante de la Policía Metropolitana, el ministro de Defensa Guillermo Botero, y otras personalidades representantes del Ejército Nacional, la Policía Nacional, la Armada Nacional, la Fuerza Aérea, la Fiscalía General de la Nación y otras dignidades administrativas.

Este anuncio, palabras más, palabras menos, significa que el pacto que puso fin a la guerra fría sí está funcionando.

Como se recordará, Análisis Urbano y Corpades anunciamos a la comunidad medellinense el pasado viernes 31 de mayo de 2019, que entre las dos líneas militares de la Oficina se había firmado un pacto de no agresión que puso fin a la guerra fría.

Es un pacto que está vigente y que corrobora que la guerra terminó. Se han presentado homicidios, lamentablemente, 31 casos en el mes de junio, pero algunos son por intolerancia y otros por ajustes de cuentas entre las mismas bandas, pero en términos generales, esa alianza sí está marchando, lo que aplaudimos por el bien de nuestra ciudad.

El pacto es de no agresión, de no más vidas perdidas absurdamente. Lo demás continúa, tristemente.

No está por demás reiterar que esta no es una victoria de la Oficina del Valle de Aburrá, puesto que aquí hay muchos ingredientes, muchas gestiones, apoyos, presiones, que llevaron a que la Oficina llegara por fin al pacto. La acción institucional es innegable: la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, el Ejército Nacional, la Fiscalía General de la Nación, la Alcaldía de Medellín y la Gobernación de Antioquia, no desconocemos eso.

La situación de Bello
También advertimos en su momento, que la situación de Bello es diferente a lo que ha sido la situación en Medellín y las otras municipalidades del Valle de Aburrá.

El enfrentamiento sigue allí entre las bandas Niquía Camacol, la minoría Pachely y el Mesa. Siguen las fronteras invisibles, puntos neurálgicos como la Selva, en el puente, por el cementerio San Andrés, el Congolo.

Reiteramos nuestro llamado a la administración municipal, la gobernación, el Estado, la Fuerza Pública y a la ciudadanía, para que juntos busquen un diálogo comunitario que posibilite un gran pacto social, que arrincone a los criminales y los obligue a negociar y a cesar toda acción de guerra en Bello, pero también en Medellín y en todo el Valle de Aburrá.

Lo que dijo Federico
Federico Gutiérrez, alcalde de Medellín, no se refirió al pacto de la Oficina, sino que destacó que la reducción de homicidios en la ciudad fue el resultado de las medidas que se tomaron en el Consejo de Seguridad que se realizó el jueves 16 de mayo de 2019 en la capital antioqueña.

“Lo que hay que decir es que desde el Consejo de Seguridad pasado que tuvimos en Medellín con las medidas que hemos tomado, en ese entonces, hace un mes y medio, dos meses, en Medellín teníamos un 23 % de aumento de los homicidios, y venimos con una reducción muy importante hoy al 5 %. Y gracias a esa operatividad entre la Fiscalía, el Ejército, Policía y Alcaldía, se han venido logrando resultados importantes y que sigamos con tendencia a la baja. Hoy, comparados con el mes inmediatamente anterior, tenemos una reducción del 52 % de los homicidios. Y a estas estructuras hay que seguirlas atacando, atacándolas de frente para que nuestra gente pueda vivir tranquila. Pero aquí la lucha tiene que ser articulada, entre todos. Aquí vuelvo y digo, solidaridad siempre con nuestra gente en cualquier barrio de Medellín y también con lo que viene ocurriendo en la comunidad de Bello”.

Gutiérrez explicó que su presencia en el Consejo de Seguridad para el municipio de Bello obedece a que lo que ocurre en ese municipio “también nos duele. Somos lo mismo, somos área metropolitana”.

El alcalde de Medellín declaró que pidió al presidente Duque que una organización y un grupo criminal como el Mesa, “que es un grupo de delincuencia común organizado (GDO), pase dentro del organigrama a ser una GAO (Grupos Armados Organizados), para que se combata con toda la decisión, con todas las herramientas del Estado”. La diferencia está en que los GDO son grupos cuyas estructuras tienen capacidad para delinquir en unas regiones o municipios, mientras que las GAO tienen capacidad para delinquir a nivel nacional.

Finalmente, el alcalde Federico Gutiérrez justificó los millonarios gastos en seguridad para el Valle de Aburrá: “Nosotros también apoyamos con recursos de Medellín para que las comunidades del área metropolitana estén mejor, por ejemplo, solo en inversión de tecnología son más de 4.800 millones de pesos, ¿y esos recursos de dónde salen?, del área metropolitana. Y ¿quién pone los recursos en un 83 % del área metropolitana?, pues el municipio de Medellín. Entonces lo importante es que esos recursos lleguen a actividades importantes de los municipios del área metropolitana y que mejoren la calidad de vida de la gente. Pero claro que la estrategia es completa, no es que es una estrategia sola para Medellín y otra para Bello y otra para Itagüí, no. Esto es, derrotar a todas estas estructuras criminales. Y aquí hay unas estructuras que están ligadas al narcotráfico. Y la petición que tiene el presidente Duque y que nosotros también hemos hecho es que estas personas que tengan relación con delitos generados en otros países también sean solicitadas en extradición”.

Esta es la transcripción de la declaración del alcalde Federico Gutiérrez:

“Estamos como ciudad acompañando también el Consejo de Seguridad en Bello, porque también no duele lo que le ocurre a la ciudadanía de Bello. O sea, somos lo mismo, somos área metropolitana, aquí las fronteras son imaginarias, aquí todos somos lo mismo, todos queremos vivir en paz, todos queremos vivir bien.

Y esas mismas estructuras criminales que hacen presencia en Bello, pues también tienen injerencia en Medellín y viceversa. Son lo mismo, son esas mismas estructuras criminales que están ligadas al narcotráfico, que hoy no solo tienen presencia en el área metropolitana, sino a nivel nacional. Y esa era la importancia de este Consejo de Seguridad con el presidente, con los generales, con la cúpula, para entender que la lucha tiene que ser nacional.

Aquí hay unas estructuras que han venido generando miedo durante muchos años, como son los Pachelly, como son los Chatas, pero también la estructura criminal el Mesa, que hoy no solo opera en Bello, sino en muchos municipios de Antioquia y también en Bogotá y en municipios de Cundinamarca como Soacha. Y esa es la importancia de combatir esas estructuras criminales.

Cómo desde acá empiezan a generar terror en diferentes municipios de Colombia. Y por eso hemos pedido que una organización y un grupo como el Mesa, que es un grupo de delincuencia común organizado (GDO), pase dentro del organigrama a ser una GAO (Grupos Armados Organizados), para que se combata con toda la decisión, con todas las herramientas del Estado.

Lo que hay que decir es que desde el Consejo de Seguridad pasado que tuvimos en Medellín con las medidas que hemos tomado, en ese entonces, hace un mes y medio, dos meses, en Medellín teníamos un 23 % de aumento de los homicidios, y venimos con una reducción muy importante hoy al 5 %. Y gracias a esa operatividad entre la Fiscalía, el Ejército, Policía y Alcaldía, se han venido logrando resultados importantes y que sigamos con tendencia a la baja.

Hoy, comparados con el mes inmediatamente anterior, tenemos una reducción del 52 % de los homicidios. Y a estas estructuras hay que seguirlas atacando, atacándolas de frente para que nuestra gente pueda vivir tranquila. Pero aquí la lucha tiene que ser articulada, entre todos. Aquí vuelvo y digo, solidaridad siempre con nuestra gente en cualquier barrio de Medellín y también con lo que viene ocurriendo en la comunidad de Bello.

Y decirlo así de claro, no dejar estigmatizar ninguno de los municipios del área metropolitana ni ningún barrio. Aquí en Bello, como en Medellín, en Itagüí, en cualquier ciudad del área metropolitana, acá no vive sino gente buena y son muy poquitos los que hacen daño y detrás de ellos es detrás de los que vamos.
Queremos agradecerle al presidente de la República Iván Duque, al ministro de Defensa Guillermo Botero, y a toda la cúpula por estar acá hoy y que vamos a seguir trabajando de manera articulada.

Cuando hablamos de lucha contra la criminalidad tiene que haber un solo equipo y somos todos halando para el mismo lado. Y por eso estamos acá hoy, porque entendemos la relación que tienen las estructuras criminales entre sí. Y nosotros desde Medellín también, directamente liderando el área metropolitana y lo que significa Medellín, es que esa tranquilidad tiene que llegar a todos los territorios.

Y nosotros también apoyamos con recursos de Medellín para que las comunidades del área metropolitana estén mejor, por ejemplo, solo en inversión de tecnología son más de 4.800 millones de pesos, ¿y esos recursos de dónde salen?, del área metropolitana. Y ¿quién pone los recursos en un 83 % del área metropolitana?, pues el municipio de Medellín.

Entonces lo importante es que esos recursos lleguen a actividades importantes de los municipios del área metropolitana y que mejoren la calidad de vida de la gente. Pero claro que la estrategia es completa, no es que es una estrategia sola para Medellín y otra para Bello y otra para Itagüí, no.

Esto es, derrotar a todas estas estructuras criminales. Y aquí hay unas estructuras que están ligadas al narcotráfico. Y la petición que tiene el presidente Duque y que nosotros también hemos hecho es que estas personas que tengan relación con delitos generados en otros países también sean solicitadas en extradición”.