Tras capitalización de EPM a Emvarias se avanza en la construcción del nuevo vaso en el relleno sanitario La Pradera

483
EPM ha desembolsado $90 mil millones como parte de la capitalización a Emvarias, filial del Grupo EPM. En total serán $337 mil millones
  • EPM ha desembolsado $90 mil millones como parte de la capitalización a Emvarias, filial del Grupo EPM. En total serán $337 mil millones
  • Emvarias trabaja para controlar la inestabilidad del vaso Altaír. En abril comenzaron las obras para la construcción del nuevo vaso La Piñuela
  • El Grupo EPM continúa garantizando, sin interrupción, la disposición final de más del 80 % de los residuos generados en Antioquia, con alrededor de 3.400 toneladas diariamente

Medellín, miércoles 22 de mayo de 2024 | En su compromiso con la sostenibilidad ambiental de los territorios y el bienestar de la comunidad, el Grupo EPM continúa garantizando la disposición final de residuos para 42 municipios de Antioquia, incluido el Distrito de Medellín. Los frentes de trabajo incluyen la estabilización del vaso Altaír y el inicio de las obras para la construcción del nuevo vaso La Piñuela, que posibilitará la disposición final de residuos en el relleno sanitario La Pradera hasta 2030, tras la compleja situación en la que fue recibido por la actual administración.

John Maya Salazar, gerente general de EPM, destacó la importancia de que la Junta Directiva de EPM hubiera aprobado el pasado 27 de febrero una capitalización a Emvarias por un valor de 337 mil millones de pesos, de los cuales cerca de 90 mil millones de pesos ya han sido desembolsados por parte EPM. Para julio próximo está previsto otro desembolso por 40 mil millones de pesos adicionales. “Estos recursos han sido clave para desarrollar las obras de estabilización en el vaso Altaír y la construcción del nuevo vaso La Piñuela, que avanza en sus obras preliminares”, señaló el gerente Maya Salazar.

El directivo de EPM agregó que “luego de más de cuatro meses de labores ininterrumpidas para estabilizar y seguir disponiendo residuos en el vaso Altaír, del relleno sanitario La Pradera, logramos el alivio para la gestión final de residuos en Antioquia, en un compromiso de nuestra Organización con la sostenibilidad ambiental de los territorios y sus comunidades”.

Avance en las obras
Entre las actividades desarrolladas para la estabilización del vaso Altaír se destacan: la impermeabilización para evitar que los residuos se infiltren en la tierra, cobertura térrea sobre la masa de residuos para controlar el ingreso de las aguas lluvias, la construcción de diez pozos para extracción forzada de lixiviados y la adecuación de la “zona adicional 2” de cambio menor para disponer más residuos, entre otras acciones.

Estos frentes de trabajo se han desarrollado con el apoyo de más de 500 personas para mantener la recepción de las 3.400 toneladas de residuos, que en promedio recibe el relleno sanitario La Pradera de los diferentes municipios antioqueños.

“Resaltamos que, a pesar de los trabajos de estabilización de Altaír, no hemos interrumpido la prestación del servicio de disposición final de residuos y ningún momento se ha visto en riesgo la atención a todos los municipios a los que sirve el relleno Sanitario La Pradera”, dijo Gustavo Castaño Galvis, gerente de Emvarias.

Entre los trabajos más importantes para construcción del nuevo vaso La Piñuela, que debería estar operando a comienzos de 2025, se destaca la liberación ambiental, excavaciones en el terreno, tratamiento de organales y desviación de la quebrada la Piñuela para construcción del dique.

Este miércoles 22 de mayo se realizó en el Edificio EPM una reunión con alcaldes y representantes de los municipios que disponen sus residuos en el relleno sanitario La Pradera. Desde el Grupo EPM, además de presentar un balance, se reiteró el llamado de corresponsabilidad a los municipios y las empresas operadoras de aseo para avanzar con iniciativas que promuevan el aprovechamiento de los residuos y se reduzcan los residuos en el relleno.

Por la sostenibilidad de los territorios
Además de las acciones operativas para la mitigación de riesgos y la prestación del servicio de disposición final, el Grupo EPM ha adelantado acciones de sensibilización y pedagogía con actividades como la socialización permanente de la situación en el relleno sanitario La Pradera con los alcaldes de la región, información permanente a medios de comunicación, reuniones informativas y la activación de campañas comunicacionales con alcance en los municipios que disponen sus residuos en el relleno.

De esta manera, el Grupo EPM piensa en un futuro más sostenible para la gestion de residuos y avance en la estructuración de soluciones de corto y mediano plazo de aprovechamiento y valorización, con el fin de no continuar dependiendo de los rellenos sanitarios y avanzar hacia un modelo de economía circular.